Please upgrade your browser to make full use of twiends.   chrome   firefox   ie   safari  
Create your own wall, sign in free!
Papa Francisco
6,562,857 followers
Want to Grow Your Twitter Following, Free?
Cristo en la cruz nos enseña a amar, también a los que no nos aman.
No se puede medir el amor de Dios: es infinito.
Un cristiano sabe dar. Su vida está llena de sencillos gestos de generosidad hacia los demás.
Pidamos al Señor esta gracia: que nuestro corazón sea libre y luminoso, para tener así la alegría de los hijos de Dios.
Gracias, amigos coreanos. Con la ayuda de Dios, volveré muy pronto a Asia. #Philippines #SriLanka
Muchas personas inocentes se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Irak. Señor, te pedimos que puedan regresar pronto.
¡Tengan fe en el poder de la cruz de Cristo! ¡Acojan su gracia reconciliadora y compártanla con los demás!
Señor, que, ante tanta violencia en Irak, perseveremos en la oración y en la generosidad.
La misericordia de Dios nos salva. No nos cansemos nunca de anunciar en todo el mundo este mensaje gozoso.
Pidamos para que la Iglesia sea cada vez más santa y humilde, y sepa amar a Dios sirviendo a los pobres, a las personas solas y enfermas.
No olvidemos el clamor de los cristianos y de cuantos sufren persecución en Irak.
Los mártires nos enseñan que la riqueza, el prestigio y el honor son de poca importancia: Cristo es el único y verdadero tesoro.
Se me parte el corazón cuando pienso en los niños de Irak. Que la Virgen María, nuestra Madre, los proteja.
Queridos jóvenes, Cristo los llama a estar atentos y vigilantes para reconocer lo que realmente importa en la vida.
María, Reina del Cielo, ayúdanos a transformar el mundo según el designio de Dios.
María, Reina de la paz, ayúdanos a erradicar el odio y a vivir en armonía.
San Juan Pablo II, ruega por nosotros, y especialmente por nuestros jóvenes.
Dios bendiga a Corea y en especial a sus ancianos y jóvenes.
Gracias a cuantos están ayudando con valentía a nuestros hermanos y hermanas en Irak.
Al comenzar mi viaje a Corea, los invito a unirse a mi oración por este País y por toda Asia.
Un llamado a todas las familias: cuando recen, acuérdense de cuantos son obligados a abandonar sus casas en Iraq. #PrayForPeace
Las noticias que llegan desde Iraq nos entristecen. Señor, enséñanos a vivir en solidaridad con los hermanos que sufren.
Las personas despojadas de sus casas en Iraq dependen de nosotros. Les invito a rezar y, quien pueda, a ofrecer una ayuda concreta.
La violencia no se vence con más violencia. Señor, haz que haya paz en nuestros días. #PrayForPeace
Pido a la comunidad internacional que proteja a todas las víctimas de la violencia en Iraq.
Pido a todas las parroquias y comunidades católicas que en este fin de semana dediquen una oración especial por los cristianos iraquíes.
Señor, te rogamos que ayudes a aquellos que en Iraq carecen de todo. #prayforpeace
Les ruego que dediquen hoy un momento a rezar por todos aquellos que son obligados a dejar su casa en Iraq. #PrayForPeace
Pido a todos los hombres de buena voluntad que se unan a mis oraciones por los cristianos iraquíes y por todas las comunidades perseguidas.
El cristiano es aquel que sabe abajarse para que el Señor crezca, en su corazón y en el de los demás.
Si acumulas las riquezas como un tesoro te roban el alma.
Cuando no se adora a Dios, se adoran otras cosas. Dinero y poder son ídolos que a menudo ocupan el puesto de Dios.
Deseo que cada familia redescubra la oración doméstica: esto también ayuda a comprenderse y perdonar.
Apreciemos más el trabajo de los empleados domésticos y de los que cuidan a los menores, ancianos o inválidos: es un servicio valioso.
Cuando se vive apegado al dinero, al orgullo o al poder, es imposible ser feliz.
El gran peligro en el mundo actual es el triste individualismo que nace del corazón avaro.
Dios ama al que da con alegría. Aprendamos a dar generosamente, desprendiéndonos de los bienes materiales.
La Iglesia es misionera por naturaleza: existe para que todo hombre y mujer puedan encontrarse con Jesús.
Queridos jóvenes, no caigan en la mediocridad; la vida cristiana es para alcanzar nobles ideales.
Los Mundiales lograron el encuentro de personas de varias naciones y religiones. Que el deporte promueva siempre la cultura del encuentro.
No tengan miedo de lanzarse en los brazos de Dios. Todo lo que les pida, lo recompensará con el ciento por uno.
Con Dios nada se pierde, pero sin Él todo está perdido.
Queridos jóvenes, no renuncien a soñar por un mundo más justo.
Vivir como verdaderos hijos de Dios significa amar al prójimo y acercarnos a quien está solo y en dificultad.
Jesús, ayúdanos a amar a Dios como Padre y a nuestro prójimo como a un hermano.
Que los Santos Apóstoles Pedro y Pablo bendigan a la ciudad de Roma y a la Iglesia que peregrina aquí y en todo el mundo.
Ser amigos de Dios significa orar con sencillez, como un niño le habla a su padre.
Frente a las dificultades de la vida, pidamos al Señor que permanezcamos firmes en el testimonio gozoso de nuestra fe.
La familia es un elemento esencial de todo desarrollo humano y social sostenible.
¡Cuánto me gustaría ver a todos con un trabajo decente! Es algo esencial a la dignidad humana.