Please upgrade your browser to make full use of twiends.   chrome   firefox   ie   safari  
Create your own wall, sign in free!
Debo Confesar Que
philosophy 3,171,798 followers
Conmigo o sin mí, siempre quiero verte feliz.
8h
Cuando existen las ganas, todo se puede.
Sólo quiero saber qué nos alejaba, si era timidez, orgullo o simplemente no tenías interés en mí.
Ese momento antes de dormir, que estás tumbado con la luz apagada y empiezas a pensar en todo, hasta en lo que no quieres pensar.
No puedes cambiar el pasado, pero con la actitud correcta podrás recuperar en el futuro más de lo que perdiste en el pasado.
Eres el "te quiero aquí conmigo" de todos mis días.
Muy pocas personas saben cómo soy realmente. El resto que hable lo que quiera.
Una persona que realmente te conoce es alguien que ve el dolor en tus ojos, mientras los demás creen que sonríes.
Hay personas con las que hablas cinco minutos y te provocan una sonrisa de 24 horas.
Los verdaderos amigos no son los que ves a diario, sino los que aunque no ves físicamente, sabes que están contigo.
Hay personas que a pesar de los buenos momentos, sería mejor que no hubiesen llegado a tu vida.
Perdón por aprender a quererte en tan poco tiempo, pero es que encajaste perfectamente con lo que nunca busqué, pero que siempre necesité.
Los tropiezos me enseñaron a saber dónde pisar.
Cuando sientas que ya no puedes más, inténtalo una vez más.
Si te hace feliz, entonces vale la pena.
Aprende a apreciar lo que tienes, antes de que el tiempo y el destino te enseñen a apreciar lo que tuviste.
Ley de vida: quien no quiso cuando pudo, no podrá cuando quiera.
Observo, me callo, me decepciono, sonrío y continúo.
Cuando no tengas nada bueno que decir, mejor no digas nada, es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.
Y la mejor manera de que nadie te haga daño es que todo te importe una mierda.
Lo mejor que nos puede pasar es volver a ser niños, porque definitivamente las rodillas raspadas duelen menos que los corazones rotos.
Enamórate de alguien que te quiera hasta en esos días que estás insoportable.
Los amigos son ángeles que levantan nuestros pies cuando nuestras alas tienen problemas para recordar cómo volar.
No esperes los buenos momentos para ser feliz, sé feliz y los buenos momentos vendrán.
Si la extrañas, escríbele. Porque no importa por qué discutieron, sino por qué se quieren.
Cuando pasas por delante de tu colegio y es fin de semana: pic.twitter.com/xtNdTvOMN8
Si dos personas están destinadas a estar juntas, aunque tropiecen mil veces, igual se encontrarán al final del camino.
No me entiendo. Estoy bien, me río y me divierto, pero en el fondo siento un vacío que no desaparece aunque esté riendo a carcajadas.
No confío fácilmente, así que cuando te diga "confío en ti", por favor, no hagas que me arrepienta.
Ausencia eres y olvido serás.
Pase el tiempo que pase, estemos donde estemos; hay cosas que simplemente no se olvidan.
Aunque no éramos nada, doliste como si fuéramos todo.
A veces es mejor quedarse callado y dejar que las personas se descubran con su propia lengua.
Y me despedí sabiendo que no quería irme.
Se deja de querer despacito, de desilusión en desilusión, de tristeza en tristeza.
Te haces adicto a cualquier cosa que te haga sentir mejor un rato, aunque sepas que te hace mal.Pasa con el café, el alcohol o las personas.
Y cuando supe que te irías y no regresarías; fue ahí, donde respirar dolía.
Te fijaste en todo lo malo de mí, pero nunca en todo lo que hice por ti.
Se puede decir más alto, pero no más claro. pic.twitter.com/vkrouvedJb
Cuando uno quiere, saca tiempo; cuando no, saca excusas.
Hay personas que hacen que tu risa sea un poco más fuerte, tu sonrisa un poco más brillante y tu vida un poco mejor.
Ama a la gente que te vio cuando eras invisible para los demás.
Voy a respetar a los que me respetan y a olvidar a los que me olvidan, tan simple como eso.
El orgullo separa más que la distancia.
Tal vez no fui lo que querías, ni resulté ser lo que necesitabas, pero una cosa es cierta: fui más de lo que merecías.
Las cosas siempre pasan por algo; por idiota, por ejemplo.
Encerrarse a llorar en silencio, respirar, lavarse la cara, salir y poner esa sonrisa de "todo está perfecto, no me pasa nada".
Sé que no será fácil, pero voy a intentarlo.
El amor duele, los amigos se van, el tiempo se pierde, los recuerdos no se olvidan, las promesas se rompen... pero la vida sigue.